0

El Concello admite que se cometieron fallos en la construcción del centro cívico de O Castrillón

El Ayuntamiento ha tardado dos meses en tramitar la orden para reparar la fachada del centro cívico del barrio de O Castrillón, pese a que la caída de un par de losas de pizarra -una de ellas, de alrededor de 60 kilos, de un metro de largo por 50 centímetros de ancho- se produjo a principios de noviembre y pese a que el informe municipal ya advirtió entonces de que era necesaria una revisión urgente del resto de la estructura. Los técnicos aseguran que el origen de los desprendimientos se encuentra en un fallo en la construcción -en el soporte elegido para pegar las losetas a la pared-; en un edificio cuya ampliación se inauguró en 2008. La administración coruñesa llegó a aprobar en 2007 un sobrecoste del 40% para la obra, lo que elevó el precio final a los 2,51 millones.

El arquitecto también advierte de que se desprendió una segunda losa, más pequeña, de la cubierta de la biblioteca y que en otras -colocadas en la fachada de acceso a la zona de carga y descarga del auditorio- se apreció «cierta inestabilidad».

El informe técnico municipal concluye que el temporal fue un «acelerante», pero no la «causa determinante» en el desprendimiento de las losas. El arquitecto deja claro que el soporte proyectado para estas losetas no es el adecuado: «Se considera arriesgado confiar el peso de unas losas de tales dimensiones a un sistema de agarre a base de cola flexible y anclajes ocultos de tan escasa entidad». Además, advierte de que el agua que discurre por la fachada y la humedad que afecta al soporte también afecta a la estructura y de que la cola se desprende con las manos con suma facilidad.

El arquitecto está convencido de que existe «riesgo de nuevos desprendimientos» y advierte de las «graves consecuencias» que podrían producirse por ser un centro público tan concurrido. El decreto de la Alcaldía se basa en las conclusiones del informe del técnico municipal, por lo que admite que existe «riesgo y peligro para las personas», que es preciso mantener acordonada la zona afectada y prohibir el paso hasta que se ejecute la reparación. Será este mismo arquitecto, junto a una arquitecta técnica, quienes redacten el proyecto; y la Dirección de Servicios Sociales y Educación deberá dar «preferencia» a esta reforma.

Mucho cuidado si pasáis por esa zona ❗

Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.