0

O Castrillón exige al Concello que incluya la piscina en su presupuesto

Igual que hicieron con el colegio y el centro de salud, entre otras infraestructuras, los vecinos de O Castrillón no se rendirán hasta lograr que el Gobierno local incluya la piscina prometida al barrio en 2003 en el proyecto del polideportivo. Para conseguirlo, se acogerán al Reglamento de Participación Ciudadana y enviarán una moción al Pleno pidiendo que el Concello la incluya en los presupuestos.

La Asociación de Vecinos Castrillón-Urbanización Soto Iar no cesará en su intento por conseguir que el Gobierno municipal construya la piscina prometida en el barrio «en el plazo más breve posible». Para lograrlo, la entidad ha decidido acogerse al Derecho de Petición que incluye el artículo 11 del Reglamento de Participación Ciudadana para presentar una moción para que sea aprobada por el pleno en la que el Ayuntamiento «se comprometa a presupuestar, si fuese necesario, una nueva aportación económica que garantice la construcción de la piscina en el momento en que se lleve a cabo» el polideportivo.

Tras conocer que el proyecto del polideportivo da un plazo de diez años para construir la piscina prometida por el ex alcalde Francisco Vázquez en 2003, los representantes de la asociación vecinal Soto Iar se reunieron con el concejal de Deportes, Xan Martínez Caxigal y, pese a agradecerle por escrito su atención y aplaudir que la Empresa Municipal de Vivenda sea la que se encargue de la construcción del polideportivo, ayer enviaron un comunicado en el que exigen, además de una partida económica para la piscina, «una mayor concreción» en la redacción del proyecto definitivo.

La entidad presidida por Domingo Verdini considera que el proyecto debería ser «más preciso» con la ubicación de las salas de musculación, fitness, relax, duchas y saunas, y solicita al Ayuntamiento que incluya en el proyecto el espacio que se destinará a la cafetería y «una solución técnica que haga viable la construcción de la piscina». Se trata de aspectos sobre los que la entidad vecinal, asegura, enviará propuestas al palacio de María Pita.

Lo que les parece «más negativo» del proyecto aprobado a los vecinos de O Castrillón es la no inclusión de un parking subterráneo para los usuarios del polideportivo. «Consideramos absolutamente irrenunciable la modificación de este aspecto del proyecto antes del inicio de la construcción del equipamiento, dado que el aparcamiento tendría que ir necesariamente bajo la pista y no sería posible construirlo más adelante», apunta Verdini convencido de que la falta de plazas de estacionamiento «restará demanda y rentabilidad» a las futuras instalaciones.

Además de las quejas derivadas de la aprobación del estudio de viabilidad económica del complejo y del proyecto básico sobre la construcción y explotación del mismo, la asociación Iar ha anunciado su «sorpresa» ante las declaraciones de la Asociación de Vecinos O Cruceiro «sobre el tema» cuando, critica Verdini, la entidad presidida por Manuel Ponte «no se ha reunido con el concejal de Deportes ni ha presentado ninguna propuesta en relación con el polideportivo».

Vía | La Opinión A Coruña

Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.